Los mejores hoteles de las islas españolas

Dossier du 18/03/2019 - En colaboratión con Médias France

Las islas españolas invitan a descubrir los paisajes insólitos que recorren sus costas de norte a sur. Descubre esta selección de hoteles únicos para unas vacaciones inolvidables.

El reflejo del sol a través de las aguas cristalinas evoca el paraíso y la pureza de las islas españolas. Desde Lanzarote hasta Ibiza, sin olvidar, su hermana pequeña, Menorca, los mejores hoteles de las islas invitan a descubrir los paisajes insólitos que recorren sus costas de norte a sur.
En las islas baleares, Migjorn Ibiza Suites & Spa propone apartamentos y casitas “suite” como fórmula de descanso. El blanco ibicenco y el estilo minimalista de su arquitectura se funden en la idílica postal de la Playa d’en Bossa, mientras que el chef francés David Grussaute deleita a sus invitados con una reinterpretación de las recetas más populares. En el restaurante Unic, la sobrasada y la gamba ibicenca, el porc negre y la algarroba de la isla impregnan de deliciosos sabores su cocina.
Las Islas Baleares ofrecen otros enclaves con encanto donde Bini Hoteles marca la fusión entre la tradición y la modernidad, con sus fincas de lujo y sus antiguas casas de estilo menorquín. En su carta de especialidades el mestizaje de sabores tiene sello local. S’Engolidor, el restaurante tradicional de Bini Hoteles, propone las típicas greixeras, el oliaigua, las berenjenas o el calamar relleno y la raya en escabeche respetando las recetas auténticas.
De ruta hacia el archipiélago canario, los parajes naturales de la isla de Lanzarote reservan unas vistas espectaculares desde los balcones del Hotel Lava Beach. Aquí el azul turquesa conduce a sus invitados de la piscina del hotel hasta la orilla del mar y la decoración, trabajada con lava, recuerda el orígen volcánico de la isla. Su servicio de restauración showcooking, con espectáculo de cocina a la vista, permite personalizar sus platos al gusto de sus invitados. El plan ideal para deleitar el paladar, con una carta ecológica y sostenible, que trabaja los productos culinarios del entorno.